VALENTÓN: ELEGIDO VÍCTIMA DE TONTESILLAS (2008)

ESTE ES EL TORO QUE MORIRÁ ASESINADO DE FORMA CRUEL Y AGÓNICA DURANTE UN PUTO DÍA DE SEPTIEMBRE EN TONTESILLAS, VALLADOLID (YA SE SABE…SEPTIEMBRE, MES DEL PSICÓTICO SÍNDROME POSTVACACIONAL POR ANTONOMASIA). LOS MACHOTES DE ESA HONORABLE LOCALIDAD DISFRUTARÁN A LO GRANDE, COMO SÓLO ELLOS SABEN HACER, CLAVÁNDOLE LANZAS A ESTE ANIMAL, MIENTRAS MUGE DE DOLOR Y SÓLO PIENSA EN HUIR DE ESE HORRENDO LUGAR PLAGADO DE SÁDICOS DEMENTES.

Sigue leyendo

VIOLENCIA DOMÉSTICA Y MALTRATO ANIMAL

Antes de la lectura de estos textos,

extraídos de http://www.proaweb.org/index.php?option=com_content&task=view&id=50&Itemid=1 y de http://www.madriddigital.info/12/13222/siete-cada-diez-agresores-animales-agredieron-tambien-personas.html

desde la web de cordobaantitaurina queremos recordar tres obviedades que, aún siéndolo, nos vemos obligados a recordarlas:

1) Los bóvidos son también animales, no son objetos inanimados.

2) Clavar objetos punzantes a un bóvido para provocarle una muerte lenta a ritmo de aplausos es totalmente equiparable al hecho de clavar esos mismos objetos punzantes a un perro (o gato, o gorrión, o conejo, etc) para provocarle una muerte lenta a ritmo de aplausos, ya que tanto los bóvidos como los cánidos son animales, independientemente del uso que el ser humano haya decidido asignarle a lo largo de la historia. Y clavar objetos punzantes para provocar una muerte lenta a ritmo de aplausos en un tipo más de maltrato, violencia y sadismo.

3) España (o Ejjpaña) es el país de la Unión Europea con el índice más alto de violencia de género y violencia doméstica. Al mismo tiempo, es también el país con más casos de maltrato animal, ya sean por iniciativa individual o gubernamental. Y, curiosamente, del nivel intelectual de la inmensa mayoría de sus habitantes tampoco puede sentirse orgullosa…¿CASUALIDAD O CAUSALIDAD?

VIOLENCIA DOMÉSTICA Y CRIMINALIDAD RELACIONADA CON EL MALTRATO ANIMAL

Se ha demostrado mediante estudios estadísticos y gracias a las investigaciones de criminólogos y psicólogos, que los actos violentos hacia los animales no son indicadores de una psicopatía exclusivamente dirigida hacia ellos. Sino que dichos actos, que se manifiestan durante la niñez y adolescencia en ciertos individuos de carácter violento y agresivo, comienzan a ser dirigidos contra sus propios congéneres en un determinado momento de sus vidas, como si fuera un grado más en la escala de violencia.

Sigue leyendo